Cómo elegir regalos y juguetes para bebés

Children

Se acercan los Reyes, festividad que trae consigo la eterna tradición de dar regalos. Los más pequeños de las casas resultan los más beneficiados con la llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar. No obstante, es imposible dejar de lado el hecho de que escoger un buen regalo para bebés o niños no es una tarea demasiado sencilla. Es importante prestar atención a la hora de escoger el obsequio, especialmente si se trata de un juguete (que es lo que casi siempre prefieren las criaturas).

Recomendamos que la selección del juguete se realice con mucho esmero y considerando varias cuestiones, ya que aunque existen elementos lúdicos que son capaces de estimular tanto el aprendizaje como el desarrollo psicomotriz de los pequeños, también es posible adquirir otros que se constituyen como objetos peligrosos para la salud y el bienestar de los niños. Es por esta razón que, en este caso en particular ofreceremos una serie de consejos muy útiles para saber qué clase de juguete regalarle a un niño desde el momento de su nacimiento hasta que cumplen un año, tanto para esta Navidad como para cualquier otra ocasión especial.

Los primeros meses de vida de los bebés se caracterizan por conformar una etapa en donde los pequeños descubren de a poco todo lo que los rodea, y también en la que comienzan a conocerse a ellos mismos a través de su cuerpo. Lo ideal es que los juguetes estimulen este tipo de aprendizajes, por lo que deben disponer de texturas y/o colores que les resulten llamativos a los pequeños. También son buenos aquellos elementos lúdicos que tienen sonidos, siempre y cuando sean suaves.

Los juguetes para bebés nunca deben tener piezas sueltas, ya que los pequeños pueden tragárselas. Aunque suene bastante extraño, los muñecos y peluches no son para nada recomendables al momento de obsequiar algo a una criatura menor de un año. Esto es así porque este tipo de juguetes disponen de cierres, botones o adornos que los bebés pueden ingerir e incluso son capaces de lastimarse con ellos si se los pasan por la piel.

Es aconsejable adquirir elementos lúdicos como juegos móviles, sonajeros o almohadones. Estos juguetes sirven precisamente para estimular y brindar bienestar a los pequeños. Otro regalo muy bueno es un CD o DVD con música agradable e incluso cuentos, ya que se trata de una forma excelente de brindar conocimientos al bebé de una manera divertida.

A partir de los seis meses de edad, los bebés de alguna forma van definiendo lo que les gusta y lo que no, por lo que tienen la capacidad de “escoger” sus propios juguetes. A esta edad tampoco son buenos los elementos con piezas móviles o animales de felpa, pero sí lo son las pelotas, los juegos de encastre o los andadores.

Las preferidas de las niñas

 

Uno de los juguetes preferidos por la mayoría de las niñas son las muñecas, pero en particular la famosa Barbie. Este ha sido uno de los juguetes más buscados por muchos años junto a todo su arsenal de complementos, ya sean autos, casas, amigas, mascotas y demás.

Sin dudas que Barbie es uno de los personajes más populares del  momento y no sólo para jugar a las muñecas si no también para disfrazarse, maquillarse y arreglarse. Hoy en día sus productos suelen ser uno de los más solicitados y la marca cuenta hasta con tiendas exclusivas en las que se pueden encontrar desde muñecas hasta los más extraños productos que de ella se han desprendido.

De todas maneras, si bien el universo Barbie puede ser uno de los más solicitados por las pequeñas, hay otros juguetes que en los primeros años de vida pueden ser muy útiles tanto para divertirlas, como para enseñarles.

Hay desde muñecos más grandes, como las famosas Peponas con las que las niñas juegan a ser madres, hasta simples dispositivos que les ayudarán a estimular sus sentidos.

En este último grupo de juguetes se encuentran los cuadrados con formas para encastrar. De esa forma van tomando dimensión de los objetos y encuentran para cada uno de ellos su ubicación ejercitando su percepción. Dentro de este grupo de juguetes se pueden encontrar también aquellos que las ayudan a movilizarse en sus primeros años de vida como los triciclos, o los andadores, que harán que su cuerpo además de gatear o caminar pueda deslizarse de otra manera. Este tipo de artefactos vienen también con una guía que pueden sostener los padres y de esa manera empujarlos o retenerlos.

No hay que dejar de tener en cuenta que las niñas suelen llevarse muchas cosas a la boca y, a pesar de los que muchos padres creen, es preferible que lo hagan y así descubran nuevas texturas entre otras cosas. Claro que hay que tener mucho cuidado con lo que quieren morder o chupar, por lo que en estos casos es recomendable darles un juguete de goma.